Enlightened (season 1) (2011) – VV. DD.

Qué me tragué: la primera temporada de Iluminada (2011), nueva serie de la HBO creada por Mike White y Miguel Arteta y dirigida por diferentes directores. Laura Dern, a quien podemos recordar perfectamente de Jurassic Park, encarna a Amy, una ejecutiva ambiciosa y entregada a medrar en su trabajo que, tras una aventura con su jefe, es trasladada a un puesto que no le gusta en otra división. Esto le provoca un ataque de angustia en plena jornada laboral. Después de insultar a todo quisqui, destrozar el mobiliario y chillar y llorar en la puerta de su amante, Amy se marcha de la oficina. La baja médica le permite unirse a un grupo de meditación, relajación y autoconocimiento durante unos meses y, cuando considera que se ha recuperado, decide retomar su vida aunque su antigua rutina parece no haberla estado esperando.

Porqué: HBO suele ofrecer series interesantes y entretenidas y ésta lo parecía.

Qué tal digestión hice: decepcionante. Aunque el piloto me gustó mucho y me parecía que tenía potencial para un montón de capítulos, el interés decae muy rápido, se vuelve repetitiva, previsible y bastante irritante. La protagonista (Dern) no consigue que empaticemos con su personaje (cosa crucial porque todo gira en torno a ella); más bien consigue que le cojamos tirria y queramos dejar de ver esta serie donde los guionistas no estuvieron precisamente iluminados. Durante el par de meses en que la protagonista está aislada, se dedica a poner en orden todos los problemas de su vida: sus conflictivas relaciones con su madre (distante y fría), con su ex-marido (aficionado a las drogas y al alcohol), con su ex-amante y ex-jefe (que ya no quiere ni verla) y, en general, con el mundo (aunque no se plantea nunca que el problema puede estar en ella). Se frivoliza bastante con la práctica de la meditación y la autoayuda, ridiculizándolos en la piel de Amy que, aunque proclama haber dejado atrás sus conflictos, decide volver a vivir la misma existencia de la que se vio expulsada y exiliada. Además, lo que intenta ser el punto cómico, su traslado a una planta subterránea para desempeñar un trabajo absurdo con una serie de compañeros igualmente tarados o problemáticos a los que la empresa destierra en vez de despedir, se convierte en una muestra de humor zafio, vulgar y superficial. Otro ejemplo de dramedia, creado a toda prisa para aprovechar la estela de otros grandes productos, que no parece que vaya a funcionar y que dudo tenga continuidad en una segunda temporada.

Qué hubiera dicho mi madre: ¿cómo tienes paciencia para verte todos los capítulos si desde el segundo o el tercero ya es insoportable? La tipa es insufrible y dan ganas de mandarla de nuevo a su grupito de hippies a que siga meditando. Bah, no merece la pena perder el tiempo con ello, mejor lo cambio a CSI Las Vegas. Aunque ya haya visto todos los capítulos, siempre da lo que promete y no defrauda.

Puntuación: 3.5 / 10

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: