In time (2011) – Andrew Niccol

Qué me tragué: In time (2011) de Andrew Niccol. Will Salas vive en un futuro no muy lejano en el que la moneda de cambio es el tiempo. Los humanos han sido programados genéticamente para incorporar un reloj en su antebrazo que se activará a los 25 años de vida concediendo sólo un año más de existencia “gratuita”. Para alargar ese año y pagar las facturas de su día a día, las personas trabajarán a cambio de tiempo o se beneficiarán, en el caso de los más afortunados, de las riquezas familiares que ya no se miden en dólares u oro, sino años, meses y días. Will tendrá la enorme suerte de encontrarse con Henry, quien posee una fortuna de tiempo pero desea morir y le transfiere más de un siglo. Podrá así trasladarse del gueto en el que malvive a un lugar mejor donde los acaudalados no necesitan ir corriendo a todas partes para ahorrar minutos de vida.

Porqué: porque me llamó la atención la historia narrada y me pareció original; además tenía ganas de ver un hit palomitero y éste es uno de los interesantes.

Qué tal digestión hice: inesperadamente buena. Pese a que la película, en su última media hora, deriva hacia los lugares más comunes del género de acción, esta curiosa distopía en la que el tiempo es la verdadera moneda de cambio se hace muy agradable de ver, es interesante en su planteamiento y amena hasta los créditos finales. Timberlake encarna a Will Salas, un protagonista carismático, confrontado a Cillian Murphy (desaparecido últimamente de las órbitas más comerciales) que se convierte en el nuevo agente Smith como perseguidor incansable del héroe. Amanda Seygfried se limita a su puesto como mujer florero de tacones imposibles (ya podrían haberle calzado unas deportivas a la muchacha para que nos creyésemos sus carreras arriba y abajo, pero bueno) colaborando en que el filme pase de ser un cuento de ciencia ficción a una versión remasterizada de Bonnie & Clyde con tintes robin hooodianos (valga el término). Bien contada, con diversos momentos del clímax que mantienen el foco de la atención y una estética terriblemente atractiva, In time es uno de esos entretenimientos de perfil medio que valen el precio de la entrada, aunque no vaya a pasar a la historia del cine.

Qué hubiera dicho mi madre: (comentario extraído de una conversación real) Vete a ver ésta que te va a gustar, está muy entretenida y no es nada ñona. Y no le han dado mucho bombo, eh. Ya verás qué guapos y bien vestidos salen todos en esa peli. Eso sí, si la protagonista no se ha roto un tobillo durante el rodaje, ha debido ser de milagro!

Puntuación: 6 / 10

 

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: