The help (2011) – Tate Taylor

Qué me tragué: Criadas y señoras (2011) de Tate Taylor. En el Mississippi de los años 60, Skeeter pretende ser escritora y comienza a elaborar un libro de entrevistas a criadas negras que han trabajado en su casa y las de todas las familias de su entorno. Esto no será del agrado de muchas de sus amistades pero descubrirá cómo esas mujeres abnegadas y silenciosas han sufrido y sufren grandes maltratos y su consideración roza la esclavitud. Se pondrá de relevancia el racismo de la sociedad de aquel momento.

Porqué: por inercia.

Qué tal digestión hice: gustosa pero poco intensa. Quizá el tema ya haya sido sobado por muchas manos pero el hecho es que tengo la sensación de haber presenciado historias similares a ésta en demasiadas ocasiones. Las intérpretes afroamericanas en este tipo de películas siempre son corajudas y firman un trabajo que suele resonar a premio de la Academia porque se ponen en la piel de personajes con intensos dramas a sus espaldas que cargan con una dignidad y una sabiduría innatas que merecen todas las alabanzas. Las actrices que les dan la réplica como damas racistas, de fuerte convicción estamental y de buena cuna también encuentran en sus trabajos la perita en dulce de ser malvadas hasta un punto que sería intolerable en sus biempensantes y políticamente correctas existencias. Aquí, por desgracia, no sucede nada diferente. Las criadas son inteligentes, elegantes, trabajadoras e intachables en sus conductas familiares y sociales, mientras que sus empleadoras, si bien aparecen bellísimas a ojos del mundo, son tiránicas, con rasgos esclavistas, bastante poco intuitivas y están totalmente desapegadas de sus emociones, salvo, claro está, las señoritas que siempre han sido consideradas como ovejas negras en sus círculos y que hacen aquí de working class heroes en pos de la causa negra. Me apena ver que una historia interesante como la de esta película se afea con estereotipos que restan credibilidad y aportan muy poco poso. Todo en este filme ha sido dulcificado y edulcorado para el gran público, para conseguir que se ría, se emocione (muy superficialmente) y salga con la sensación de haber contribuido a una causa noble. Lástima que en el camino perdiera la garra y la mala leche que parecen intuirse en algunas de las limadas aristas.

Qué hubiera dicho mi madre: me encantan las negras que salen en estas películas; dan muchas ganas de ser sus amigas, no tenerlas como asistentas.

Puntuación: 6.5 / 10

 

Anuncios
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Kikujiro

     /  10/12/2011

    Mi digestión fue nefasta. Como si me hubiera comido el pastel que le preparan a la malvada.
    De las actrices me quedo con Jessica Chastain, me conquistaron ella y su personaje.

    Responder
  2. Una buena película. Seguro recaudara premios en los Oscars para las actrices principales.

    http://blogdecineparaulaviva.blogspot.com/2011/11/help.html

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: