Rare Exports: A Christmas Tale (2010) – Jalmari Helander

Qué me tragué: Rare Exports: A Christmas Tale (2010) del director finlandés Jalmari Helander. Partiendo de un cortometraje de 2003 del mismo director, ideado como regalo navideño para los clientes de la productora, nos presentan una historia singular y monotemática acerca del mito de un Santa Claus malvado (totalmente alejado del gordo y bonachón abuelito que nos ha vendido Coca-Cola y que nos trae reminiscencias de ese Santa Claus robótico de Futurama), las misteriosas excavaciones de una empresa con intenciones turbias y unos solitarios cazadores afincados en el helado fin del mundo.

Porqué: porque (sólo aquel jurado sabrá los motivos) se llevó los galardones a mejor película, fotografía y director del festival de Sitges de 2010 y porque en las tardes de domingo no hay mejores cosas que hacer.

Qué tal digestión hice: sosa y con un tanto de vergüenza ajena. Lo que parte como una idea original se queda en un bluf bastante hueco del que sólo es aprovechable (siendo generoso) el último tercio del metraje. Si bien es cierto que la fotografía está muy cuidada y se nota el especial mimo puesto en ella, el resto es absolutamente tedioso, inconexo y extravagante. El guión hace excesivas concesiones a una historia que se cimenta en la habilidad mental del protagonista, un niño alelado que, de repente, se convierte en el héroe definitivo por pura intuición. Como decía, la parte final de la cinta ofrece un giro que merece la pena, aportando la idea final de la película que consiste poco más o menos en que la Navidad es un producto comercial hasta en sus últimas consecuencias. Y que quien no ve el negocio, pierde la oportunidad. Nos quedamos con las ganas de saber para qué se llevan los estupendos cuernos pero no se apuren, no se pierden nada si deciden no ver esta película tan prescindible.

Qué hubiera dicho mi madre: Al niño ése parece que le ha dado un aire, tiene menos registros faciales que Daniel Craig… será el frío de aquellos lares, que te debe helar hasta los párpados. ¿Te has dado cuenta de que no hay ni una sola mujer en el pueblo?

Puntuación: 4,5 / 10

 

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: