Nora Inu (Stray Dog) (1948) – Akira Kurosawa

Qué me tragué: El perro rabioso (1949) de Akira Kurosawa. Todo comienza cuando a un detective novato le roban su pistola. Se siente un fracasado y hará cualquier cosa para recuperarla. Es por ello que la trama va evolucionando desde el robo inicial hacia un asunto de homicidios.

Porqué: Porque la ponían en la filmoteca y era una de las pelis “difíciles” de encontrar de Kurosawa.

Qué tal digestión hice: Bastante buena. Si bien ante las películas de Kurosawa hay que hacer un esfuerzo de concentración, en ésta no ocurre así. No se hace tan pesada como otras del director, quizá porque pertenece a la etapa de post-guerra y en ella se dedicaba a filmes más sociales que a enaltecimientos culturales patrios o dramas existenciales. Bajo esta apreciación, diré que es una peli extraña dada su antigüedad, ya que plantea un desarrollo de thriller en un marco de neorrealismo. Cuando digo aquí thriller me refiero a un suspense sostenido por unas tesis claras de un protagonista detectivesco (recuperar su pistola robada para restablecer su honor). Pero a diferencia de lo que posteriormente se encasillaría como thriller, aquí el antagonista es un ser que se descubre hacia el final y que no tiene un objetivo claro (es una víctima de las circunstancias). Por eso, es un, digamos, pre-thriller, donde toda la evolución recae en el aprendizaje del detective novato de un submundo de posguerra lleno de delincuentes, prostitución, estraperlo y robos, y en el que aprende a manejarse gracias a un policía experto (Toshiro Mifune) que se ve envuelto en el asunto de la pistola cuando con ella se comete un asesinato. De ahí la grandeza de la película: el mostrar a un prota que aprende en tiempo real, acuciado por la necesidad del honor perdido, y poseedor de un arma talentosa aquí, como es su perseverancia. Además, la escena del protagonista, disfrazado y buscando en el mercado negro, fisgando en los bajos fondos, tiene un tufo social y de denuncia de posguerra inevitable. A modo de “pero” diré que el final es demasiado tontorrón, desmadejado, algo precipitado y carente de lógica. Pero la película, en líneas generales, merece mucho la pena.

Qué hubiera dicho mi madre: ¿Toda la semana que viene va a ser así? Mira, yo te hago las críticas que quieras pero con el chino este no puedo, tan lentos, tan raros. Me tomo vacaciones hasta que me vuelvas a poner películas normales. Hale, majo.

Puntuación: 7,5/10

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. ainhoa

     /  14/04/2010

    Yo la tengo en DVD…hale!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: