Schindler’s List (1993) – Steven Spielberg

Qué me tragué: La lista de Schindler (1993) de Steven Spielberg. Retrato de una etapa en la vida de Oskar Schindler quien, durante la Segunda Guerra Mundial, ejerció su influencia y amistad con el ejército nazi para conseguir favores que, a modo de tapadera (para conseguir beneficios económicos) y en falso beneficio del ideal nazi, salvaron la vida de 1200 judíos.

Por qué: Porque se trataba de una de las grandes películas de la década y había que verla.

Qué tal digestión hice: Sublime. Se trata de la obra cumbre del guionista Steve Zaillian (por ella ganó el Oscar). Spielberg desarrolla en ella, además, todo su despliegue de medios en lo que se refiere a grandilocuencia, ritmo, tensión, drama y judaísmo. Esta es, sin lugar a dudas, una de las cumbres del cine comercial post-70s y viene a tapar una carencia que en décadas atrás se echaba en falta, como es la conexión con el público en cuanto al tema del Holocausto. En ella hay escenas memorables, como ésa en la que un aberrante Ralph Fiennes (siempre soberbio), dispara a la gente. O la evolución de la esperanza en la figura encarnada de la niña de rojo, único destello de color en la única película que Spielberg ha rodado en b/n. El personaje de Schindler (Liam Neeson) alcanza cotas excelsas en cuanto a ambigüedad a pesar de ése aura demasiado bondadoso que se despega hacia el final [vaya aquí la referencia al nazi de Ciudad de vida y muerte (Chuan, 2009), que encarna a un personaje similar a Schindler, pero mucho más real, más miedoso, menos héroe, y que huye: “No pude hacer más. Lo siento. Perdonadme”]. Genial también ése monstruo llamado Ben Kingsley, haciendo de verdadero socorrista de almas, judío sirviente de Schindler que busca incluir a uno más cada vez en ésa lista de supervivencia. En definitiva, una película que impacta, por lo lírico y desgarrado, por las formas y por el hecho de que Spielberg sabe contar las historias para que emocionen con facilidad (lo cual es admirable).

Qué hubiera dicho mi madre: Qué peliculón. Y cómo he llorao… Me ha dao una penica la niña… Ay…

Puntuación: 9/10

Anuncios
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Quique

     /  18/03/2010

    a mi me parece una peli tan tramposa como cualquier otra de Spielberg. Prefiero “El Pianista” mil millones de veces!

    Responder
    • La semana que viene hacemos un ciclo sobre Polanski y El Pianista está programada para el viernes de la semana que viene así que estás de suerte!

      Responder
  2. Quique

     /  18/03/2010

    Me encantará el ciclo Polanski en melotragotodo

    Responder
  3. Bratishka

     /  18/03/2010

    Si “La lista de Schindler” ha sacado un 9, espero que “El pianista” saque por lo menos un 18

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: