El secreto de sus ojos (2009) – Juan José Campanella

Qué me tragué: El secreto de sus ojos (2009) de Juan José Campanella. Espósito es un oficial judicial que, retirado, decide escribir una novela sobre un caso que le removió la entraña 25 años atrás, que le cambió la vida y que aún hoy le hace seguir investigando. A través de la novela que escribe no sólo recuerda la turbulenta y corrupta vida política de la Argentina de los años 70, también revivirá la atracción hacia su compañera de trabajo.

Por qué: Porque ha tenido excelentes críticas. Porque Ricardo Darín me parece un actor como la copa de un pino se proponga lo que se proponga. Porque Soledad Villaamil aparece hermosa como nunca.

Qué tal digestión hice: Apasionante. Esta es una película que sigue todos los cánones de cine clásico, el mejor Bogart con su detective Marlowe, por poner un ejemplo. Lo importante aquí no son las vueltas y revueltas para averiguar quién es el culpable o porqué ha perpetrado el crimen, ni qué trampa se habrá inventado el director para asombrarnos; aquí vuelven a tener peso la profundidad de los personajes, su categoría moral y el desarrollo de la investigación. Te clava a la silla durante dos horas, como los mejores thrillers de todos los tiempos. Brillante la escena sobre los jugadores de fútbol en el bar. Una reflexión sobre el ojo por ojo, sobre la pena de muerte, sobre el amor platónico. Una ocasión imperdible para ver una película de las de antes hecha hoy.

Qué hubiera dicho mi madre: Me ha encantado, hay que ver. Lo único que yo a veces les pondría subtítulos a estos argentinos, que no me entero de lo que dicen.

Puntuación: 8.5/10

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. dontdisturbmagazine

     /  25/01/2010

    Estoy de acuerdo con todo. Incluido lo de los subtítulos (dicho desde el cariño).

    Es una de las películas que vi recientemente por haber sido tan aclamada por crítica y público, pero sobre todo por ser Campanella su director. Me encantaron “El mismo amor, la misma lluvia” o “El hijo de la novia”. Y qué puedo decir de Darín que no se haya dicho ya. Es simplemente brutal, imprescindible.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: