The Wizard of Oz (1939) – Victor Fleming

Qué me tragué: El Mago de Oz (1939) de Victor Fleming. Basado en una novela de Frank L. Baum, este musical nos presenta a Dorothy quien, tras una discusión con sus tíos, decide escaparse de casa pero un tornado la arrastra hasta la lejana tierra de Oz. Allí, en su camino hacia la Ciudad Esmeralda para entrevistarse con el Gran Mago para ver si éste puede devolverla a su hogar, se encuentra con diversos personajes que se unen a su travesía compartiendo las aventuras que le suceden.

Por qué: Porque el clásico cumplió 70 años, merecía ser revisitado y me parecía la película ideal para las últimas horas de 2009.

Qué tal digestión hice: Entrañable y emotiva. El hecho de que la historia y sus iconos estén grabados a fuego en el inconsciente colectivo no la hace menos emocionante. El brillante colorido, cada una de las canciones o las afectadas frases de los protagonistas son sólo algunos de los puntos geniales de esta obra que, aunque ve pasar el tiempo, permanece inmutable en su capacidad empática con el espectador. La mejor opción para despertar el buen humor y la ternura.

Qué diría mi madre: Ya sabes que a mí los musicales ni fu ni fa y me da agobio esa niña repelente por ahí perdida en ese mundo raro…

Puntuación: 8.5/10

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: