Otesánek (2000) – Jan Svankmajer

Qué me tragué: Pequeño Otik (2000) de Jan Svankmajer. Todo comienza cuando un hombre se encuentra con un madero, lo talla y se lo regala a su mujer. La señora, la cual es estéril, lo empieza a cuidar como si se tratase de su hijo verdadero. Ocurre entonces que llegado cierto punto el madero cobra vida y nace Otik. El bebe milagro empieza a desarrollarse y todo parece ir bien hasta que los padres descubren que Otik tiene un apetito insaciable y que cada vez tiene más hambre.

Por qué: Porque la echaban en la filmoteca en un ciclo relacionado con la animación y ya había visto cortos de Svankmajer, un maestro.

Qué tal digestión hice: Curiosa y brutal, simpática. La película es un tétrico cuento sobre los deseos y el hecho de lograrlos. Svankmajer juega con el stop-motion para lograr el movimiento de Otik de una forma sublime. Pese a estar rodada en el 2000, el puro trabajo artesanal hace creer que bien podría haber sido hecha 40 años antes. Sobre la historia cabría reseñar especialmente lo macabra que es. El halo de cuento a lo Poe es indudable y al final, en la voracidad de Otik, aparece un cariz grotesco muy de cómic.

Qué diría mi madre: Joé con el pinocho ése…

Puntuación: 7/10

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: