The big heat (1953) – Fritz Lang

Qué me tragué: Los sobornados (1953) de Fritz Lang. Tras la muerte del policía Tom Duncan, el sargento David Bannion empieza a investigar una trama de corrupción en las altas esferas que involucra también a la propia policía. Cuando la investigación afecta a su familia, el asunto toma un cariz personal y las barreras morales se desdibujan.

Por qué: Porque el cine negro es uno de mis propósitos de nuevo año. Porque la etapa americana de Lang no es desdeñable. Por el ciclo de cine en blanco y negro que ya he mencionado alguna vez.

Qué tal digestión hice: Bastante buena. Para los no iniciados en el cine negro, esta es una película policíaca de las asequibles, sin demasiados recovecos y bastante clara. El derrumbe moral de los protagonistas es evidente y razonable. Los ambientes cargados de bares y timbas son creíbles y asfixiantes. Todo en esta película, sin ser apasionante, es correcto y estiloso.

Qué diría mi madre: Desde luego la mujer del policía es ideal,  como de anuncio de detergente de los cincuenta.

Puntuación: 7/10

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. ainhoator

     /  12/01/2010

    Ya has visto “The Big Combo”?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: