Zombi 2 (1979) – Lucio Fulci

Qué me tragué: Zombi 2, Nueva York bajo el terror de los zombies (1979); de Lucio Fulci. Es la historia de una epidemia zombi. Un día, en la costa de Manhattan, aparece un velero abandonado. Cuando un par de policías accede a él, un tipo con muy mal aspecto (el primer zombi) mata de un mordisco a un poli y desaparece en el agua. Aparece entonces la pareja protagonista, un periodista y la hija del dueño del velero, que comienzan a investigar por qué el barco estaba ahí. Ello les lleva al Caribe, a una remota isla de la cual parece surgir todo el asunto y donde se desarrolla toda la aventura.

Por qué: Por mi cuenta pendiente con Fulci y por el planteamiento de la segunda parte, según mi punto de vista más transgresor que la primera.

Qué tal digestión hice: Buena. Invierte el patrón del género zombi. Me explico: la película da a entender un problema occidental, en NY, y no es así. Se retrotrae al origen del mal y lo trata desde una ambivalencia (ahí entra la figura del Dr. Menard) epidemia-vudú, de la cual no sabe explicar nada. La película se viene a decir a sí misma: no sabemos por qué ocurre, pero ocurre. Y eso a pesar de que intentamos averiguarlo siendo razonables. Esto le aporta una extravagante credibilidad. Otro punto a favor es el tratamiento gonzo de muchos planos. Personajes mirando a una cámara que es el receptor del mensaje en cada caso. O directamente visión shoot’em up a lo Doom, de los zombis saliendo de la tierra. Una escena memorable: la agresión zombi fuera de plano de la pareja protagonista, en el cementerio español, y la ayuda que reciben del turista, mientras la cámara se queda grabando lentamente la reacción de la otra chica al ver cómo se yergue el zombi de un gigantesco conquistador español. Tremendo ejercicio de estilo. Aparte, unas secuencias memorables donde se trata el gore con un detalle exquisito (la astilla que se clava en la pupila) o la desazón del personaje de Menard (el médico) que lo único que hace es “matar” a los que se le acaban de morir.

La película viene a ser el reverso de la idea de Amanecer de los muertos, el remake, (Snyder, 2004), donde, tras huir en barca (en los títulos de crédito), llegan a la isla tropical (después de los títulos de crédito), origen del mal que en esta cinta se narra. Aquí el viaje es inverso y, si cabe, más descorazonador pues el mundo civilizado, cuando es visto como esperanza de salvación, también se derrumba ante nuestros ojos en una escena final sencilla pero memorable.

Qué diría mi madre: Por dios qué asco… Y qué cutre todo, ¿no?

Puntuación: 7/10

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: