Time (2006) – Kim Ki-duk

Qué me tragué: Time del director coreano Kim Ki-duk. Esta vez nos trae la obsesiva historia de amor de una joven cuya peor pesadilla, que su novio se canse de ella, se hace realidad. Los celos de ella provocan incómodas situaciones entre ellos y se plantea cambiar su rostro para que su novio renueve la pasión de los inicios.

Porqué: Porque no hay forma de abstraerse de determinadas influencias asiáticas en el cine modernísimo. Porque es un prolífico director que ya ha firmado algunas obras interesantes. Porque el tempo de las películas asiáticas es tan particular que sólo se puede amar o detestar.

Qué tal digestión hice: Singular, sin duda. No pude dejar de pensar en su momento cuán grotescas son determinadas reacciones que aparecen a menudo en la vida real y que llevadas a la pantalla de la mano correcta nos hacen parecer imbéciles de una forma muy íntima. Es una muy particular visión del amor entendido como posesión y de la caducidad del sentimiento (acaso su mutación en otra cosa). Imágenes potentes, hermosos paisajes y un desquiciado argumento que bajo otra dirección no podría funcionar. Personalmente, es una de mis películas fetiche pero es totalmente inopinado. Final no apto para estómagos y corazones sensibles.

Qué hubiera dicho mi madre: “Cuantísimo se miran y se remiran sin hablar. Bonito lugar el de las estatuas esas, ¿dónde estará?”.

Puntuación: 9/10

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: