La Pianiste (2001) – Michael Haneke

Qué me tragué: La Pianista de Michael Haneke, basada en una novel de Elfriede Jelinek. Los protagonistas (Isabelle Huppert y Benoît Magimel) consiguieron sendos premios a la mejor actuación principal en el festival de Cannes de 2001 por su interpretación de una profesora de piano bajo la influencia de una madre dominante con la que convive y que como válvula de escape visita sexshops y lleva a cabo prácticas sexuales de dominación y sumisión y uno de sus alumnos que se propone seducirla.

Porqué: Por pura casualidad.

Qué tal digestión hice: En su momento, difícil, casi dolorosa. En una edad tierna e impresionable esta película puede tocar ciertas fibras sensibles que se quedan vibrando durante tiempo después. El sabor en la boca después de esta película es amargo, a bilis, porque habla con descarnada crudeza de la tristeza y la mutilación del alma para no sentir, del dolor como despertador al entumecimiento vital. Con Funny games ya en su filmografía era de esperar que la adaptación de una novela durísima no diera concesiones. La escena en los baños que apareció en todos los carteles es una de las más emocionantes que he tenido el placer de ver en una sala de cine. Brillantes los actores y especialmente la Huppert que se queda como icono S/M de la década. Al menos para mí.

Qué hubiera dicho mi madre: “No, si es que es muy fácil echarle la culpa a los padres”.

Puntuación: 9/10

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: