Trainspotting (1996) – Danny Boyle

Qué me tragué: El segundo trabajo para la gran pantalla de Danny Boyle, Trainspotting, la archiconocida odisea de varios heroinómanos en sus idas y venidas entre las drogas y la abstinencia.

Porqué: Porque empezaba justo en el momento en que encendí la televisión y me emocionan ese tipo de casualidades. Porque no quise abstraerme de comprobar si la película seguía teniendo para mí el mismo tirón que hace trece años (cómo pasa el tiempo, demonio!) cuando la estrenaron y la vi, ojos y boca abiertos, como prepúber impresionable.

Qué tal digestión hice: Sorprendentemente agradable. Seguirá siendo la misma joya gamberra que envejece bien, con una banda sonora que resiste los envites del tiempo y con la (cuasi) presentación con honores en el star system de los que luego serían nombres de referencia, Ewan McGregor y Robert Carlyle. Otra que queda para el imaginario popular porque ¿quién no ha dicho alguna vez que “este” es el peor retrete de Edimburgo?

Qué hubiera dicho mi madre: “Eso también lo ves en Callejeros”.

Puntuación: 8/10

 

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: